No articles could be found for your current selection.

por Native Instruments

Blank, la productora de Nicki Minaj, habla de la creatividad, de Bob Ross y de la retribución

Después de haber hecho un disco con leyendas del hip-hop de la Costa Este como Raekwon, Busta Rhymes y French Montana, ¿qué sigue? Si eres Blank, expandes tu trayectoria en la Costa Este con dos colaboraciones en uno de los álbumes más importantes del 2018, Queen, de Nicki Minaj. La productora y DJ aprovecha la fama que ganó con sus más recientes éxitos para retribuir a la comunidad de productores de Toronto. Lanzó su propia serie educativa, Night School, con Gray Hawken (Locals Only) y Waves (Kingsway Music).

Native Instruments se sentó a hablar con ella para saber más sobre la serie, entender su proceso creativo con el KOMPLETE KONTROL M32 y descubrir exactamente qué tiene que ver Bob Ross con la producción musical.

Tu estilo realmente evolucionó desde que hiciste “Wall to Wall” con Raekwon hasta “Coco Chanel” con Nicki Minaj y Foxy Brown. ¿Te concentraste en algo específico o solo es experimentación?

Me gusta ver a Bob Ross por las cosas positivas que dice mientras pinta. Realmente, te recuerda lo libre que puedes ser con tu creatividad y que siempre tienes que tomarte un tiempo con tus ideas. Pienso que a veces nos olvidamos de detenernos y preguntarnos: “¿Quién dice que el sol no puede ser violeta?” Te recuerda que en tu mundo sí se puede y esa mentalidad me ha ayudado mucho a ampliar mi método de producción. Hizo que tenga menos remordimientos. Mi crecimiento y evolución se basan en esa mentalidad y en la experimentación. Comencé mi carrera musical cortando samples y metiéndoles baterías para que realmente impusieran la energía de un disco. Esto hacía que mi producción fuera muy lineal. Ahora, tengo acceso a músicos de sesión talentosos, así que puedo alejarme lentamente de los samples que podía tener en mente como idea para tener mayor libertad en una grabación. Es la diferencia entre un creador de beats y un productor. Porque si hay una diferencia. Mientras más libertad tengas con la música, más fácil será crear un sol violeta. Hice eso en “Coco Chanel”, experimenté.

 

¿Es difícil crear algo para un artista específico y tratar de sacarlo de su zona de confort?

Ya no me siento a crear música con alguien en mente. Por lo general, creo algo y después me pongo a pensar para qué artista podría funcionar. Siento que eso le quita presión a la creación y me permite ser yo misma en la música, en lugar de pensar: “Oh, tengo que crear beats para tal persona”. Cuando llega una oportunidad de enviar grabaciones a artistas, les mando lo que pienso que funciona, no lo que escuché que les funcionó en el pasado.

Tu estilo de producción tiene una fuerte influencia caribeña que puedes escuchar en los tracks que hiciste para Nicki Minaj. ¿Cuál es tu método para conseguir este sonido auténtico?

Bueno, no diría que toda mi música tiene una influencia caribeña, solo diría que puedo ejecutarla bien. Puedo ejecutarla bien, y suena auténtica porque crecí con esa música. El reggae y el dancehall retumbaban todos los domingos en cada parrillada o celebración con la familia. Mi autenticidad proviene de entender y respetar la cultura de la que siempre he sido parte. Por eso, cuando hago un disco inspirado en el dancehall o el reggae, no suena como un house tropical barato. Ese género está tan lejos de ser auténtico que, literalmente, el único nombre que se le puede dar es “house tropical”, porque, definitivamente, es solo eso. El house tropical se parece al resort en el que te quedas cuando tienes miedo de ver la cultura y la vida real de la isla.

 

Acabas de tener la colaboración más importante de tu carrera con Nicki Minaj, ¿por qué te centras en comenzar con Night School en lugar de seguir creciendo con tus colaboraciones?

En casi todos los álbumes que salen, hay por lo menos un productor de Toronto. Tenemos la responsabilidad de impulsar a nuevos productores y darles los conocimientos para que esta excelencia se mantenga. Somos una ciudad productora, y creo que, para conservar este nivel, tenemos que preparar el futuro. Todavía sigo muy enfocada en mi carrera y en conseguir mi próxima colaboración importante, y no cuesta tanto retribuir. No creo que tengas que alcanzar el estatus de ganador de un Grammy para que tus conocimientos sean valiosos para la gente.

¿Crees que en la actualidad hay una falta de mentores en la industria?

Conozco productores que no son famosos, que no tienen ni un solo crédito a su nombre y que trabajan con productores que sí los tienen. Creo que, a veces, las relaciones se basan en un “bueno, tienes talento, y los dos podemos sacar provecho de esta situación”, en lugar de “te voy a ayudar sin pedir nada a cambio”. Entonces sí, probablemente hay un cierto nivel de tutoría en esa dinámica, pero no diría que es gratis.

 

Los productores pueden encontrar muchísima información en línea. Además de que es presencial, ¿qué hace que Night School sea diferente?

No hay nada mejor que un enfoque práctico. Puedes ver todo lo que quieras en línea, pero diría que es más divertido estar en un salón con una comunidad de personas que tienen cosas en común, aprendiendo las técnicas de algo que te apasiona, en lugar de estar solo frente a una pantalla tratando de entender. Los productores pasan mucho tiempo frente a una pantalla tratando de “entender”. Night School es un espacio donde no tienes que hacer eso solo y donde puedes conectarte con nuestra comunidad de productores que están en la misma curva de aprendizaje que tú. Estás en un espacio donde puedes acercarte a varios productores exitosos y crear una relación con ellos, en lugar de tratar de agarrarlos cuando de casualidad los veas pasar en algún evento. Se trata de compartir conocimientos para que la comunidad crezca. Se trata de cerrar la grieta entre un productor de Grammy o de platino y un productor sin un solo crédito a su nombre. Solo somos productores, nadie está por encima de la creatividad. Si te alejas de eso por unos cuantos trofeos, quizás no entiendas de qué se trata esto.

 

El plan de estudios de los participantes es bastante completo en cuanto al diseño sonoro. ¿Era algo más importante para ti que simplemente enfocarte en un aspecto individual de la producción?

Sí. En el baloncesto, por ejemplo, no puedes hacer un tiro en suspensión eficaz sin aprender primero lentamente la técnica para hacerlo. Se trata de los fundamentos, de las pocas cosas que necesitas saber para poder progresar y llegar al nivel de creatividad que pretendes alcanzar. Los fundamentos y la comunidad son importantes para mí, y los cursos de Night School siempre reflejarán eso.

Mucha gente se está enfocando en la parte de marketing que conlleva ser un productor. ¿Por qué fue importante para ti concentrarte en lo que tiene de artesanal?

Nunca me interesaron realmente las redes sociales ni la fama. Mi razonamiento es este: mientras más cosas logres, a más gente atraerás. Dejo que mi trabajo hable por sí mismo. Me gusta que las cosas sean reales y orgánicas. Cuando se trate de mí, no tendrás que preguntarte qué ves cuando sea el momento de verlo.

 

Te mueves mucho por Toronto, de sesión en sesión. ¿Cuál es tu actual sistema para hacer música?

Tan solo llevo mi interfaz, un disco duro portátil, mi computadora portátil y un teclado M32. Todavía uso FL 11 y tengo un mouse con cable. Me siento cómoda con algunas cosas y no quiero cambiar demasiado. Para VST, lo que más uso es Kontakt y Massive. Estoy aprendiendo a usar Battery y disfrutándolo, pero también FM8. Eso es lo que generalmente abro primero cuando trabajo en una idea.

Cuando te sientas a hacer una canción, ¿cuál es el proceso?

Generalmente, comienzo con los acordes o una melodía y, desde que tengo el M32, me ha resultado más fácil sentarme y crear un loop de acordes interesante. En realidad, no sé tocar el piano y por lo general, eso me limita. El M32 definitivamente me ha ayudado a concretar las ideas con un nivel de precisión diferente. Una cosa es explicarle a un músico de sesión lo que quieres que toque, pero otra es poder hacerlo por tu propia cuenta. Por lo general, después hago la batería y la percusión, y me quedo con eso hasta que se me ocurren (o no) más ideas.

 

Has estado colaborando con muchos productores en Toronto. ¿Qué consejos puedes dar sobre el trabajo con otros productores?

Cuando vas a trabajar con alguien, debes confiar en ellos. Cuando les llevas una grabación, tienes que confiar en ellos para que hagan lo suyo con ella. Llevas el esqueleto de una canción, les muestras cuáles son tus ideas y tienes que estar dispuesto a escuchar su opinión. También es importante aprender a guardar silencio y dejar que ellos encuentren sus propias ideas. No puedes interrumpir a las personas cuando están tratando de “encontrar algo”. También te diría que elijas bien con quién colaboras. Lo mejor es trabajar con una persona que comparta los mismos valores que tú en el negocio porque, si algo que crearon los dos funciona, no les quedará otra opción que trabajar juntos.

Artículos relacionados

Cookie notice

We use cookies and similar technologies to recognize your preferences, as well as to measure the effectiveness of campaigns and analyze traffic.

 

Manage cookies

Learn more about cookies